Consejos para el Jardín Frente a Tu Casa

Consejos para el Jardín Frente a Tu Casa


Dale una mejor apariencia al jardín frente a tu casa. Andrés Fortuño
Andrés Fortuño 


Mantener bonito el jardín frente a nuestras casas nos ayuda a todos. No solo porque estamos promoviendo que el ecosistema del planeta se mantenga saludable, pero también porque le agregamos interés visual y hasta valor monetario a todo nuestro vecindario.

Las fachadas de nuestras casas son nuestra primera cara al mundo, y si están bien arregladas nos pueden hacer sentir mejor, tanto a nosotros como a nuestros vecinos.  Es más, me atrevo a decir que un jardín bonito le puede subir la moral a todos en el vecindario. Así que arreglémoslos juntos. 

Estudia la estructura de tu casa
Antes de ponerte a plantar, estudia los espacios disponibles en relación al diseño de la casa. Hay casas que se ven mejor con setos que se puedan podar y moldear en formas geométricas para darle más estructura al diseño. Otras que debido a su rigidez necesitan plantas más falciformes, alegres y coloridas para quitarle ese aspecto tan serio. 

Así que antes de hacer nada, observa el estilo que tiene tu casa. Quizás es moderna y exige un jardín minimalista lleno de suculentas, cactus y una que otra palmera. O quizás es una casa antigua y le va mejor un jardín romántico lleno de rosales, mandevillas e hibiscos de todos los colores. 

Observa lo que funciona en el vecindario
También es importante no solo fijarte en tu casa, pero mirar tus alrededores y ver qué especies de plantas crecen mejor en tu vecindario. Así verás cuáles puedes utilizar en tu jardín para darle continuidad a la calle. 

La idea aquí no es copiarte de lo que hace el vecino, pero conocer de antemano las plantas que mejor se adaptan al tipo de terreno y luz solar en tu zona. Es bueno recordar que esto debe servirnos como una guía general, pero igual deberás estudiar el terreno particular de tu jardín y el tipo de luz que le llega, ya sea filtrada o directa. 

Diseña creando diferentes alturas
Aunque el terreno frente a tu casa sea plano, puedes crear diferentes niveles y alturas, ya sea con las plantas o creando pequeños montecitos de tierra. Si decides hacerlo con tierra, aprovecha y cubre estas superficies con plantas llamadas cubre terrenos como el sedum, las suculentas, la ajuga o la lantana.

Si decides crear niveles con plantas de diferentes tamaños, recuerda colocar las más altas en la parte de atrás y las pequeñas al frente. Antes de comprar y plantar, infórmate sobre el tamaño final al que pueden crecer tus plantas. Ya que estas pueden comenzar muy pequeñas pero con el tiempo quedarse con todo el espacio. 

Deja espacios para caminar
Un error craso que cometen muchos al crear un jardín es no dejar espacios para caminar y trabajar en él. Si colocas demasiadas plantas unas pegaditas de otras, estas no podrán respirar y crecer saludables. Además de que no podrás pasar entre ellas para podarlas y fertilizarlas. 

Para evitar esto, traza de antemano los espacios que quieres dejar libres o quizás rellenar con piedras, bloques o cualquier otro tipo de superficie. Esto te evitará comprar plantas de más y te ayudará con la planificación del jardín. 

Crea áreas para descansar y observar
Siempre digo que un jardín funcional es uno mucho más bonito. A lo que me refiero es que si aparte de verse bien le puedes dar otros usos al jardín es mucho mejor. Así que en la planificación no te olvides de dejar espacios para colocar bancos de descanso y áreas de observación de la naturaleza.

Una vez siembres tus plantas, sobre todo aquellas con flores, notarás cómo comienzan a llegar muchos visitantes; desde pájaros y mariposas, hasta abejas y catarinas. Estos animalillos aparte de beneficiosos son muy divertidos para observar. 

Promueve las plantas autóctonas
Una forma de proteger el medio ambiente y atraer fauna beneficiosa para nuestro jardín es plantando especies autóctonas. Cada país y cada región cuentan con una serie de plantas que no solo se adaptan mejor a esa zona en particular, pero les sirven de refugio y alimento a la fauna local.

Una forma fácil de averiguar qué especies te conviene plantar en tu zona, es preguntando en viveros y tiendas de plantas locales. También puedes hacer una investigación en la Internet utilizando el Sistema Nacional de Zonas de Clima en tu región.

Plantas anuales y perennes
Las plantas anuales son una forma de refrescar y cambiarle el color al jardín una o varias veces al año. Estas son plantas que usualmente florecen desde primavera hasta verano, pero mueren una vez termina su ciclo de floración. 

Las perennes por el contrario se mantienen vivas por muchos años, pero suelen florecer una sola temporada.  Entonces lo ideal es combinar ambos tipos para tener flores todo el año. 

Escoge una variedad de texturas y colores 
Uno de los mejores secretos para crear un jardín exitoso está en saber combinar plantas con diferentes texturas y colores. Combina especies con hojas variegadas como los crotones, las chefleras o los jengibres con plantas que florezcan en diferentes épocas del año. 

A la hora de sembrar recuerda que las plantas aparte de flores pueden tener hojas de muchísimos colores. Combínalas a tu antojo. En un mismo jardín se pueden plantar diferentes especies siempre y cuando tengan las mismas necesidades de luz, agua y alimentos.