Guia para Plantar en Macetas y Tiestos

Guia para Plantar en Macetas y Tiestos


Aprende a plantar correctamente y de forma más eficiente.
Andrés Fortuño

A la hora de plantar, lo más importante es saber aprovechar los espacios disponibles. No todo el mundo cuenta con un enorme patio o un extenso jardín. Inclusive existen muchísimos apartamentos que no tienen ni balcón o terraza. Sin embargo, esto no tiene por qué ser un problema.

Como dice el refrán: “Cuando hay ganas de plantar, siempre aparece un tiesto”. En realidad no estoy seguro si así va el refrán, pero creo que pueden entender mi punto. Entonces hablemos un rato de lo que necesitas saber a la hora de plantar en una vasija, en un tiesto o en una maceta.

Lugar y Tipo de Clima
Antes de salir corriendo a buscar una planta para tu casa o apartamento, piensa bien dónde te gustaría colocarla. El lugar es de suma importancia, ya que dependiendo de las condiciones de clima, luz y humedad en ese lugar será la planta que necesites.

Por ejemplo, si tienes un rincón donde no entra mucha luz solar y el ambiente es algo seco, tal vez por que tienes aire acondicionado encendido todo el tiempo; lo que más te conviene tener es una Sansevieria o lengua de suegra. Esta planta lo aguanta todo.

Si por el contrario, hay buena luz filtrada y humedad en el ambiente, sería bueno colocar helechos bostonianos, orquídeas o bromelias. Cada planta debe ser pareada con el tipo de luz y humedad ambiental que necesita.

Selecciona el Tiesto
Una vez tengas el lugar y la planta es hora de escoger el tiesto. Las plantas usualmente vienen en pequeños tiestos plásticos donde se pueden mantener por un corto periodo de tiempo. Lo ideal es transplantarlas a un tiesto más grande, donde puedan estirar sus raíces y mantenerse de forma más permanente.

En cuanto a estilo, escoge el que mejor vaya con tu decoración. Pero asegúrate de que este tenga boquetes para el drenaje en la parte de abajo. Es por estos boquetes por donde salen los excesos de agua. Sin estos boquetes el agua se estanca y puede pudrirle las raíces a tus plantas o crear otros tipos de enfermedades.

Tamaño Ideal del Tiesto
Cuando vayas a escoger el tiesto, asegúrate de que sea más grande que el trae la planta. Este debe ser al menos tres veces más grande.  La idea es que la planta pueda estirar sus raíces y crecer de forma saludable. Si el tiesto es muy pequeño las raíces se acabarán asfixiando unas a otras hasta aniquilar la planta.

Otra ventaja de proveerle un tiesto mucho más grande es que este llevará más tierra, lo que significa menos riegos. La tierra es el medio que le provee a tu planta el agua y los nutrientes. Mientras más tierra tenga disponible, más espacio habrá para la retención de agua y fertilizantes.  Dependiendo del tipo de planta este deberá ser más profundo o más ancho, infórmate antes de comprarlo.

Plástico Versus Terracota
Los tiestos de terracota o barro son hermosos. Una ventaja de estos tiestos es que al ser porosos permiten que la tierra en su interior respire. Por otro lado, esta porosidad también permite que el agua se evapore mucho más rápido; esto significa más riegos y más cuidados. Vale también mencionar que una vez llenos de tierra estos pueden ser bastante pesados.

Los de plástico pueden ser muy bonitos. Hoy en día la selección es enorme. Entre las ventajas más notables está el hecho de que son mucho más económicos, son más livianos y retienen mejor el agua que los de terracota.  Escoge el que más te convenga.

Tierra Regular Versus Tierra Preparada “Potting Soil”
Cuando vayas a plantar en tiesto, procura comenzar con el pie derecho. No que metas el pie en el tiesto, lo que quiero decir es que utilices tierra de buena calidad desde un principio. Recuerda que tu planta estará ahí plantada por mucho tiempo.

Algunas de las ventajas de comprar tierra fértil preparada o “potting soil” es que esta está libre de hierbas malas, semillas y enfermedades. También este tipo de sustrato o medio ya tiene los nutrientes que tu planta necesita para establecerse.

Otra ventaja es que la tierra fértil preparada retiene mejor la humedad que la tierra regular. Esta trae elementos como musgos y vermiculita que ayudan a retener el agua. Pregunta en el lugar donde la compres sobre cuál es la más adecuada para el tipo de planta que quieres a plantar.

Cambia a un Tiesto Más Grande
A la par con las plantas, sus raíces seguirán creciendo. Entonces es buena práctica cada uno o dos años cambiar la planta a un tiesto más cómodo. Posiblemente llegue un momento en que no quieras aumentar el tamaño del tiesto. Entonces tendrás que aprender a podarle las raíces durante el transplante para mantener la planta saludable.

Cuando hagas estos transplantes, inclusive a la hora de plantar por primera vez, mezcla la tierra con composta orgánica madura. Esto aumentará la oxigenación del terreno, aparte de proveerle a tu planta buenos nutrientes para recuperarse del transplante.

Diseña Primero
Hay plantas que se ven fenomenales solitas en el tiesto. Pero si quieres crear más impacto, combina en un mismo tiesto plantas que tengan las mismas necesidades de agua, luz y tierra.

Coloca las de mayor tamaño en el centro, las medianas más cerca del borde y las que cuelgan justo en el borde. Una vez crezcan estas crearán impresionantes arreglos. Escoge plantas con diferentes texturas y colores para que el efecto sea aún mayor.


Haz clic aquí para consejos sobre cómo transplantar de tiesto.